Condensador Dingfeng - ¿Cómo funciona un condensador?
Tiempo de Publicación:2018-06-04

La corriente eléctrica es el flujo de carga eléctrica , que es lo que los componentes eléctricos aprovechan para encender o girar, o hacer lo que sea que hagan. Cuando la corriente fluye hacia un condensador, las cargas se "atascan" en las placas porque no pueden pasar el dieléctrico aislante. Los electrones (partículas con carga negativa) se succionan en una de las placas y, en general, se cargan negativamente. La gran masa de cargas negativas en una placa empuja hacia afuera como las cargas en la otra placa, haciéndola cargada positivamente.


Las cargas positivas y negativas en cada una de estas placas se atraen entre sí, porque eso es lo que hacen las cargas opuestas. Pero, con el dieléctrico sentado entre ellos, por más que quieran unirse, las cargas quedarán atrapadas en el plato para siempre (hasta que tengan que ir a otro lugar). Las cargas estacionarias en estas placas crean un campo eléctrico , que influye en la energía potencial y el voltaje eléctrico . Cuando las cargas se agrupan en un condensador como este, la tapa almacena energía eléctrica del mismo modo que una batería puede almacenar energía química.

Carga y descarga

Cuando las cargas positivas y negativas se unen en las placas del condensador, el condensador se carga. Un capacitor puede retener su campo eléctrico (mantener su carga) porque las cargas positivas y negativas en cada una de las placas se atraen entre sí pero nunca se alcanzan entre sí.

En algún momento, las placas de condensadores estarán tan llenas de cargas que ya no podrán aceptar más. Hay suficientes cargas negativas en una placa que pueden repeler cualquier otra que intente unirse. Aquí es donde entra en juego la capacitancia (faradios) de un condensador, que le indica la cantidad máxima de carga que puede almacenar la tapa.

Si se crea una ruta en el circuito, que permite que las cargas encuentren otra ruta entre sí, dejarán el condensador y se descargarán.

Por ejemplo, en el circuito a continuación, se puede usar una batería para inducir un potencial eléctrico a través del condensador. Esto hará que se acumulen cargas iguales pero opuestas en cada una de las placas, hasta que estén tan llenas que repelen el flujo de corriente. Un LED colocado en serie con la tapa podría proporcionar un camino para la corriente, y la energía almacenada en el condensador podría usarse para iluminar brevemente el LED.


Cálculo de carga, voltaje y corriente

La capacitancia de un capacitor, la cantidad de faradios que tiene, le indica la cantidad de carga que puede almacenar. La cantidad de carga que un capacitor está almacenando actualmente depende de la diferencia de potencial (voltaje) entre sus placas. Esta relación entre carga, capacitancia y voltaje se puede modelar con esta ecuación:

La carga (Q) almacenada en un capacitor es el producto de su capacitancia (C) y el voltaje (V) que se le aplica.

La capacitancia de un capacitor siempre debe ser un valor constante y conocido. Así que podemos ajustar el voltaje para aumentar o disminuir la carga de la tapa. Más voltaje significa más carga, menos voltaje ... menos carga.

Esa ecuación también nos da una buena manera de definir el valor de un faradio. Un faradio (F) es la capacidad de almacenar una unidad de energía (coulombs) por cada voltio.